domingo, 9 de mayo de 2010

Poco a poco...

Nada, que ni me acostumbro a ser constante en las publicaciones ni tengo tiempo o energía cuando llego a casa. Y desde el trabajo, pues como que no...
Desde mi última entrada pocas cosas han ocurrido. Bueno, una, pero es una celebración: mi décimo aniversario de boda. Y para celebrarlo, mi santa esposa y yo nos vamos a Roma el próximo jueves, si la nube de cenizas del volcán comosellamequenohaymaneradeacordarse no lo evitan. Eso sí que dará material para varias entradas.
También me he acabado comprando una panificadora casera, con la que puedo hasta cocinar. Estoy muy contento, hoy he hecho un pan de payés y me ha salido buenísimo. Eso sí, he visto que horneado en el horno (valga la redundancia) sale mucho mejor. La máquina hace y levanta la masa, pero queda mucho mejor que en lugar de también cocerla, se termine ahí su tarea. Y así que saco la masa, le doy la forma que quiero y hala, al horno. Estoy cogiéndole el punto al horneado, pero ya me he atrevido con trenzas de brioche, con baguettes y con el pan de payés de hoy. Además, y dado que lo recomiendan, hoy me he puesto a hacer "masa madre". Lleva 4 días en total, así que ya contaré a ver qué tal me ha salido... si es que me sale a la primera.
Y mientras, la crisis sigue afectándonos a todos en cualquier ámbito: la Bolsa ha perdido un 11% en una semana, nunca había tenido tantos amigos en el paro y tampoco la sensación de que yo puedo ser el siguiente. Esperemos que cambie pronto, pero para ello demasiadas cosas tienen que cambiar, lo cual no parece fácil. Ni rápido, me temo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada